martes, 13 de noviembre de 2012

IGUALDAD Y DIFERENCIA


Ser iguales no debe confundirse con ser idénticos. El problema no está en la diferencia, que 

es en sí algo natural, sino en la discriminación injusta. La igualdad es construir relaciones 

equitativas entre los dos sexos, con el mismo valor, y distintas experiencias y miradas.

¿ De qué hablamos cuando nombramos la igualdad?

  • De algo tan justo como ser tratados de la misma forma ante la ley.
  • De algo tan importante como poder participar con las mismas oportunidades en todos los ámbitos de la sociedad.
  • De algo tan imprescindible como no temer por tu vida ni por tu seguridad.
  • De algo tan valioso como sentir la autonomía y la libertad.
  • De algo tan complejo como es construir relaciones basada en el respeto.
  • De algo tan sensato como compartir derechos y obligaciones en la vida personal, familiar, social y profesional.
  • De algo tan importante como es reconocer que mujeres y hombres portamos valores, conocimientos y experiencias que hemos heredado de siglos de historia y que son imprescindibles para el desarrollo de la humanidad.
Cuando hablamos de igualdad estamos hablando de todo esto. De vivir plenamente reconociendo toda nuestra experiencia, capacidad y valores, como hombres y mujeres.